Ruta del volcán

 

Situado en el centro de la isla, son muchas las carreteras que llevan hasta el centro, siendo la más recomendable la que parte desde La Laguna, la TF-24, y transcurre por la zona de La Esperanza. Por esta carretera se pueden ir parando en los distintos miradores donde se puede observar el norte y sur de la isla. También podemos elegir la TF-21 desde La Orotava en la zona norte de la isla, la TF-21 por Vilaflor o la TF-38 desde Chío. Cualquiera de estas rutas le brindará un magnífico paisaje.

Esta carretera nos sumerge en una visión de la isla alejada del convencional sol y playa, mostrándonos un espectáculo sin igual, una vez que se supera la corona forestal de pino canario que culmina la isla. Una vez dentro del Parque Nacional se encontrarán en un entorno totalmente diferente, entre múltiples formas caprichosas de origen volcánico, moldeado por las numerosas erupciones que han ocurrido a lo largo de los siglos. Las carreteras de este recorrido ascenderán hasta los 2.550 metros, encontrándonos con temperaturas frías en temporada de invierno por la altitud por la que transcurren. Se recomienda llevar equipamiento adecuado de abrigo. Parada obligatoria en alguno de los centros de visitantes con los que cuenta el parque. El asfalto es de buena calidad y desde este punto se puede conectar con cualquiera de las otras rutas recomendadas.



Anaga

 

Se denomina con este nombre al macizo montañoso que ocupa el extremo noreste de la Isla de Tenerife. Entraremos en un territorio montañoso y escarpado donde se disfrutará visitando los diferentes caseríos que se encuentran aislados en esta zona.

El Pico del Inglés, Taganana y la Playa de Almaciga son dignos de visitar, así como los pequeños caseríos que nos encontraremos a lo largo de la ruta, dado su aislamiento y peculiaridad. Los accesos principales son a través de la carretera TF-12 por Las Mercedes, desde La Laguna, y por San Andrés por la misma carretera. Encontraremos unas buenas carreteras que transcurren entre montañas, abundante vegetación, gran pluviometría, con numerosos miradores donde se disfrutará de maravillosas vistas.



Los Gigantes, Masca y Teno

 

Acantilados de Los Gigantes. Después de Guía de Isora, la carretera nos lleva a Santiago del Teide a través de los núcleos de Chío y Tamaimo (TF-375). Desde Chío sale una carretera, la de Boca de Tauce (TF-38), que sube hasta El Teide, mientras que desde Tamaimo se puede seguir hasta la costa (TF-454). Desde ese punto se llega al puerto de Los Gigantes. La misma vía de circulación lleva a Puerto Santiago y Playa de la Arena, los otros centros de vacaciones del municipio. En el casco histórico de Santiago del Teide, las contiguas edificaciones de la iglesia de San Fernando Rey, edificada en el siglo XVII, y la Casa El Patio son los dos edificios más importantes. Muy próxima parte la carretera que lleva hasta el pintoresco caserío de Masca (TF-436), cuya vista es altamente recomendable. Este es uno de los pueblos y carreteras más peculiares de Tenerife transcurriendo la misma por un desfiladero estrechándose cada vez más y con pendiente muy pronunciada. Es sin duda una de las carreteras más pintorescas de la isla. Es recomendable seguir hasta Punta de Teno, la carretera transcurre por un acantilado impresionante que cae hasta el mar terminado la carretera en el Faro de Teno, junto a una pequeña playa de arena negra volcánica. Se recomienda transitar con mucho cuidado, el estado de la carretera no suele ser muy bueno, pero el recorrido vale la pena.